Técnica desarrollada en Medicina Estética para el tratamiento de la celulitis, la adiposidad localizada, la flacidez, las cicatrices y las estrías. También, se utiliza como coadyuvante a los tratamientos de adelgazamiento y post liposucción.

Por medio de la carboxiterapia en Medicina Estética se consigue tratar la celulitis, la adiposidad localizada, la flacidez, las cicatrices y las estrías. También, se utiliza como coadyuvante a los tratamientos de adelgazamiento y post liposucción.

El método consiste en la aplicación percutánea o subcutánea de dióxido de carbono (por medio de una pistola diseñada específicamente en Francia con la marca CE para este uso y que da el caudal, la cantidad y el tiempo de inyección del gas) con fines terapéuticos y estéticos. Esta aplicación de CO2 se efectúa con un equipo capaz de controlar el volumen de gas (cm3) con una presión constante durante un tiempo determinado. El gas debe ser de tipo medicinal anaeróbico con 99.9% de pureza.

Por vía subcutánea el CO2 provoca una vasodilatación del micro círculo subcutáneo y hace que nuestro organismo crea que hay una descompensación por lo que aumenta la cantidad de O2 en esta zona, de esta forma se presenta la vasodilatación y el aumento de la oxigenación local. Los resultados que se obtienen varían dependiendo del paciente.

Paciente recibiendo tratamiento estético de ácido hialurónico

CDC otras cirugías estéticas

Privacy Preferences
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.